Isla Perdida

Se cumplen casi cuatro años desde que nadie más habita esta isla perdida. A veces se alcanza  a ver un navío al atardecer, o será tal vez que mirar el ocaso todos los días me hace ver visiones. Manchas quizá, como cuando miras al sol y después aprietas los párpados y los abres en repetidas ocasiones para recuperar la visión.

Hace un tiempo, por fin una embarcación decidió acercarse. Su capitán tiró anclas y lanzó un bote para alcanzar la playa. Le parecía el paraíso perfecto; sin embargo, me conoció.

Sigo buscando barcos durante el ocaso, no hago ninguna señal cuando creo ver uno. A partir de mañana los buscaré al amanecer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s